Disparar con película. Santander.

Quiero compartir con vosotros en esta ocasión parte de mis vacaciones de 2015. Tengo como "en conserva" una buena cantidad de fotos de carrete que disparé con mi Leica M6, acompañando a mi cámara digital. Quien ha disparado con película ya sabe el placer y el misterio que es hacer fotos así, teniendo que recoger toda la paciencia para esperar a tener las fotos reveladas. Que duda cabe que hacer fotos técnicamente buenas (bien expuestas, no trepidadas, etc) puede ser difícil tanto en película como en digital, pero la película puede ser más exigente. Poco se puede hacer con un negativo (al menos a nivel usuario como yo), que no sea positivarlo y ver qué ha salido. No se puede ajustar en Lightroom, ni en Photoshop, con tanta alegría como con el digital. Además, el blanco y negro y los colores son, podríamos decir, más auténticos. No hemos avanzado tanto en estos años en el resultado de las fotografías como inicialmente se percibe. Iré subiendo tanto al blog como a la web fotos tomadas de este modo. Mi cabeza es digital, mi corazón es analógico! (es decir, que me hago mayor).

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Ángel (martes, 24 octubre 2017 12:03)

    Eres un artista... por tu forma de ver y de entender la vida. No sólo con tu cámara creas arte, sino que, con tus palabras, transmites la esencia de lo que solo tú eres capaz de captar. Los que tenemos la suerte de conocerte, sabemos lo especial que eres Alberto

  • #2

    Alberto Jordan (miércoles, 25 octubre 2017 00:37)

    Muchas gracias Ángel! No sé qué angel eres pero tus palabras me han emocionado mucho!